martes, 18 de marzo de 2014

Enamorados



El enamoramiento y el deseo de permanecer junto a la persona amada dependen de un cóctel de hormonas y otras sustancias . Entre ellas la oxitocina y neurotransmisores como las endorfinas. Curiosamente, las mismas sustancias que se liberan ( o deberían liberarse en condiciones normales ) durante el embarazo, el parto o la lactancia y que hacen que, tanto nosotras como nuestro bebé, estemos profundamente enamorados y deseosos de permanecer en contacto íntimo. Por tanto, por respeto y ya que la naturaleza así lo ha dispuesto, nadie debería inmiscuirse en esa necesidad de contacto madre-hijo y mucho menos interferir en el mismo con comentarios inapropiados sobre el modo de criar o la conveniencia de separarlos por motivos que, salvo contadas excepciones, son innecesarios y perjudican al establecimiento del vínculo y la lactancia, siendo además fuente de estrés y malestar tanto para la madre como para el hijo. 

Jasmin Bunzendahl

jueves, 13 de marzo de 2014

COMUNICADO CONJUNTO DE LOS GRUPOS DE APOYO A LA LACTANCIA MATERNA, CRIANZA Y MATERNIDAD DE ANDALUCÍA – 13/03/2014

Lleva unos días circulando la noticia de que muchas madres no tienen suficiente leche porque debido a la crisis no se alimentan bien. Esto es falso, hace falta una desnutrición muy severa y mantenida en el tiempo para que llegue a afectar a la calidad de la leche . Os dejo por aquí el comunicado que se ha hecho desde los grupos de apoyo a la lactancia andaluces en respuesta a la noticia


COMUNICADO CONJUNTO DE LOS GRUPOS DE APOYO A LA LACTANCIA MATERNA, CRIANZA Y MATERNIDAD DE ANDALUCÍA – 13/03/2014

Los grupos y asociaciones abajo firmantes quieren expresar su rechazo por la forma en la que Tele 5 ha tratando la información sobre la malnutrición de las madres lactantes y su supuesto efecto negativo en la nutrición de sus hijos amamantados en el reportaje emitido con fecha 11/03/2014.

Tal como los expertos en lactancia materna saben, la desnutrición de una madre debe ser muy severa, a nivel de hambruna sostenida en el tiempo, para que se vean afectadas la calidad o cantidad de la leche que produce. Organizaciones como la OMS y UNICEF llevan muchos años luchando para que, precisamente en emergencias y situaciones de riesgo como puede ser la pobreza, se proteja correctamente a las madres lactantes y sus hijos e hijas; procurando que las madres se alimenten adecuadamente para que sigan amamantando, y no ofreciendo leche artificial a estos niños y niñas.

Igualmente, y tal y como podemos comprobar cotidianamente en los grupos de apoyo a la lactancia materna, no es incompatible ser madre trabajadora y mantener una lactancia. Es cierto que son muchas las dificultades, ya que los permiso por maternidad y lactancia son insuficientes; pero con voluntad, apoyo y asesoramiento es posible y constatamos que muchas madres lo están consiguiendo.

La información ofrecida por el reportaje mencionado sólo sirve para alarmar sin fundamento y generar inseguridades en las madres lactantes y en toda la sociedad. Una vez más, se menosprecia a las mujeres y a su capacidad para alimentar y criar a sus hijos e hijas, mezclando informaciones diversas y haciéndoles sentir que la lactancia materna no depende de ellas y de sus bebés, quedando sujeta a elementos externos que no pueden controlar.

Por todo ello, exigimos a Tele 5 que rectifique la información ofrecida en ese reportaje.

También solicitamos a todos los medios de comunicación que, antes de elaborar un reportaje en relación a la lactancia materna, se informen correctamente sobre el tema, acudiendo a las diversas y conocidas fuentes fiables disponibles, dadas las consecuencias negativas que puede tener difundir información incorrecta, generando falsas creencias y prejuicios en torno a este tema.

Además, y con relación a las declaraciones de la Asociación Catalana de Enfermeras en las que se ha basado el reportaje de Tele 5, esperamos y deseamos que éstas hayan sido malinterpretadas o sacadas de contexto. De no ser así, esta entidad demostraría no manejar información correcta en materia de lactancia materna y no estar preparada para actuar en situaciones de riesgo. En cualquier caso, animamos a dicha asociación a emitir un comunicado aclarando la información ofrecida en el mencionado reportaje.

Adjuntamos unos enlaces con información sobre la importancia de la lactancia materna en emergencias o situaciones de riesgo:


GRUPOS Y ASOCIACIONES ADHERIDOS A ESTE COMUNICADO:

GRANADA


JAÉN


MÁLAGA


SEVILLA

  • Asociación de Mujeres Cuídame – Utrera
DESCARGAR COMUNICADO EN PDF

sábado, 1 de marzo de 2014

Nuestro útero



Fuente: 13 Lunas: Energía divina femenina

"De niña nadie te dice que tienes un útero, y creces sin moverlo, sin sentir su excitación, su latido; ves a las mujeres de tu alrededor vivir con posiciones rígidas, sin mover la pelvis ni el vientre, sin ver ni vivir las pulsiones uterinas. No hemos aprendido a mover el útero, ni a sentirlo; porque con la inmovilización de los músculos que forman la bolsa uterina se pierden también sus conexiones neuromusculares. En algunas culturas, la rana era el símbolo del útero, que salta y palpita y se mueve, (por eso también los test de embarazo se llaman los test de la rana). En otras culturas se decía que el útero era un pez, por su manera de moverse. Estos símbolos expresaban la existencia del órgano; y por eso, a pesar de que el útero es interior y no se ve, era algo conocido que desde niña te llegaba: y podías relacionar esos símbolos con tus propias pulsiones.

Los músculos del útero, cuando no se utilizan se ponen rígidos, pierden elasticidad y funcionalidad; solo cuando te escayolan una pierna un mes luego hay que hacer ejercicios de rehabilitación para recuperar la funcionalidad de la pierna. Imaginemos lo que sería si tienes la pierna sin mover desde que naces hasta los 20 años, o si te tapan un ojo al nacer y te quitan la venda de mayor: tendrías el ojo atrofiado. Pues eso es lo que pasa con nuestro útero. Antiguamente la mujer frígida era la que tenía el útero arriba bien quietecito, y de ahí viene el calificativo de 'histérica' porque 'histérica' viene de 'hysteron' = útero en griego.

El parto con placer se produce cuando el útero se abre suavemente, relajadamente. Con cada latido los músculos uterinos se distienden, se aflojan y el cuello se va relajando y abriéndose, poco a poco, con cada latido que al mismo tiempo es una oleada de placer. En cambio el útero rígido que en lugar de latir se contrae con espasmos, produce dolor, el dolor del calambre, que es el dolor de las famosas 'contracciones de dilatación'. Filogenéticamente está previsto que el parto sea un acto placentero; lo que no está previsto filogeneticamente es que la niña se haga mujer sin desarrollar su sexualidad, con el útero rígido, espástico.

Leboyer, autor del libro Por un nacimiento sin violencia, habla de lo innecesario e injustificado que son los partos violentos de hoy en día. Los úteros pueden abrirse suavemente, con ternura, con un palpitar suave, como explica muy bien en otro libro: El parto: crónica de un viaje .

Hemos perdido el útero porque hemos perdido la sexualidad. Mereló-Barberá afirma que la mujer se socializa en la ruptura psicosomática entre la conciencia y el útero.Nuestra manera de vestir dice mucho de nosotras, con ropas ajustadas, sujetadores y bragas que nos separan de nuestro cuerpo. Las mujeres que llevan túnicas o chilabas van desnudas por debajo, están mas cerca de sentir su cuerpo. Pero lo peor no es vestir de cierta manera si no el creer que nuestras pulsiones y nuestros flujos son algo sucio, lascivo y pecaminoso. Te socializas sin saber de tu propio cuerpo, incluso sintiendo asco hacia él en algunos aspectos; como si el útero fuese una víscera más como el esófago o la vesícula."

~Casilda Rodriganez~

viernes, 21 de febrero de 2014

Amor Amniótico



Porque nos sentimos madres y amamos a nuestros bebés desde el mismo momento en el que sabemos que estamos embarazadas, hoy os traigo una preciosa canción para comenzar el fin de semana :


 Amniótico de Andrea Echeverri.

Hay un milagro 
En mi barriga 
Nadando 
Y yo en un barco 
Mareada 
Esperando 
A que superes todo lo adverso 
Que armonices el universo 
Amor antes de la primera vista 
Amor a la primera patada 
Amor amniótico 

Quiero que fluyas 
Como arroyito 
Fuera de mi 
Luego que crezcas 
Como el río 
Magdalena si 
Y que en tu curso haya subienda 
Tu techo el cielo azul tu vivienda 

Amor........... 

Quiero que cuides 
Tus corrientes 
No te contamines 
Seas mi heroe 
O mi heroína 
Salves al mundo de la ruina 
Bendecido por las estrellas 
Protegiendo a la madre tierra 
Amor..........

(Andrea Echeverri )










¡¡ Feliz Fin de Semana !!

martes, 18 de febrero de 2014

Birth Story : La historia de Ina May Gaskin



Trailer del documental sobre Ina May Gaskin , comadrona estadounidense  , activista del parto natural , autora de obras como Parteria espiritual  y fundadora de la casa de partos  " La Granja ", donde junto a otras comadronas,  ha acompañado durante décadas a muchas mujeres para parir de manera natural y respetada .


 

lunes, 17 de febrero de 2014

YURIYIRINAKA, PUENTES ENTRE DIMENSIONES

Ha llegado a mi a través de mi amiga Carmen, del blog Rema Mar Adentro esta maravilla de texto que quisiera compartir con vosotr@s . 

El original se encuentra en la página de Facebook de Comunidad Sariri, otra joyita que acabo de descubrir gracias a mi amiga.

Espero que os guste tanto como a mí .

¡ Féliz día !

YURIYIRINAKA, PUENTES ENTRE DIMENSIONES 



Imagen tomada de la página de Comunidad Sariri

Entre los yatiris (sabios), una de las especialidades para las cuales se preparan es para ser yuriyiris, es decir, para recibir a los seres que están viniendo, que están naciendo. Lo más común es que sean mujeres y también se las conoce como “parteras”. Pero la yuriyiri no solamente está preparada para recibir seres, también para despacharlos de este mundo; pues nacer o morir desde la cosmovisión ancestral y en particular desde la cosmovisión andina, es lo mismo. Yuriña (nacer) y jiwaña (morir), son lo mismo, sólo depende qué lado se ven, porque aquí se prepara para recibir al que viene y se despacha al que se va, para que nazca en otro lado. En este viaje entre dimensiones hay un nacer y un renacer permanentes, un cambio nada más, un viaje sagrado.

Muchas cosas saben las yuriyiris, pues su labor no comienza ni termina solamente en el momento del parto. Son muchos aspectos que se deben cuidar durante la gestación y hasta antes de la concepción. De hecho la yuriyiri es capaz de anticiparse al embarazo y anunciarles a quienes van a ser padres, tres meses antes, seis o hasta nueve meses antes, pues ellas comprenden algunas señales que la vida da. En la cosmovisión andina, se sabe que tanto para el embarazo, o para la muerte, se presentan señales nueve meses antes. Algunas personas son capaces de recibir esas señales, especialmente las yuriyiris.

Durante la gestación la yuriyiri va a acompañar a la gestante con consejos y con ceremonias permanentemente, pues esos nueve meses son de vital importancia no sólo para el nacimiento, sino también para la formación tanto física, como mental y emocional del bebé.

En el caso de un embarazo, con sólo tocar el pulso, la yuriyiri puede determinar muchas cosas; no sólo el ritmo del corazón de la madre, sino también el ritmo de muchos órganos. Conocer antecedentes acerca del nacimiento de la madre es un dato muy útil, ya que si bien cada parto es muy particular, existen tendencias que arrastran las hijas de las madres. Así la yuriyiri sabrá qué mates debe preparar pues no siempre será el mismo, variará según los papás, según el momento y según la necesidad.

Durante el parto la madre no debe recostarse. Uno de los primeros principios que aprendemos es “Pachamaman wawapatanwa” (somos hijos de la Madre Tierra). El primer contacto es con la Madre Tierra y una de las primeras leyes de la Madre Tierra, es la Ley de la Gravedad, por lo tanto la forma horizontal de dar a luz no ayuda en absoluto. En el mundo andino se coloca el lip’ichi o janq’u lip’ichi (cuero o cuero blanco) y de cuclillas, de pie o de rodillas, se empieza un canto, es un encuentro profundo de la vida; cielo y tierra se abren, realidad visible e invisible se unen, es un momento mágico. La forma de cortar el cordón umbilical también es importante; no se lo debe cortar de inmediato, hay que esperar a que éste se ponga blanco para que la sangre y la termine de pasar de la placenta al bebé. Se debe cuidar también quienes van a ser las primeras personas a las que va a mirar el bebé; es vital que se conecte con papá y mamá, pues los ojos son los más grandes conectores. En ese momento se materializan los lazos de amor más profundos. Cuando nace un bebé se reconstituye eso que llamamos amor, porque hasta entonces sólo lo conocemos en términos conceptuales. 


La placenta va a ser entregada a la Madre Tierra en un tari especial, preparado con anterioridad. Hasta los tres meses, la mamá o el papá o la yuriyiri, van a escoger un lugar; sea la casa o un lugar sagrado (waca), para enterrar la placenta. Allí va a estar la fuente de conexión que va a llamar permanentemente a la persona; allí puede reconstituirse, desde allí puede recuperar su Ch’ama (fuerza externa), su Kama (fuerza interna), su Ajayu (espíritu, energía). Según nuestra cosmovisión, los aspectos más determinantes se estructuran antes del embarazo, durante el embarazo y nueve meses después del nacimiento. El abuelo dice: “hasta los nueve meses después del nacimiento, todo ya está completo (phuqhatawa)”.

Así como en la Edad Media se persiguió en Europa a las llamadas “brujas”, desde 1532 en nuestro continente también se inició un proceso de persecución que hasta hoy no ha terminado del todo, a quienes denominaron “Laikas” (brujos). Por eso no se han reconstituido en nuestro medio todavía aspectos importantes para recibir al nuevo ser. Pero antes de reconstituir las formas de hacer nacer, tenemos que reconstituirnos primero nosotros como papás, como mamás, como abuelos, como abuelas, como comunidad. Esto, es parte de alcanzar nuevamente el sumaqamaña (vivir bien).

Por Fernando Huanacuni Mamani, es aymara. Miembro de la Comunidad Sariri.

domingo, 2 de febrero de 2014

Imbolc ( en el vientre de la madre )






Imbolc , festividad de origen celta y cuyo nombre significa en el vientre de la madre, hace referencia a la "semilla" que se plantó en invierno y que ahora comienza a crecer. También a los alumbramientos de las ovejas y la posterior lactancia de los corderos que se produce justo en esta época, porque el buen tiempo se acerca y las crías ya podrán sobrevivir. El invierno celta era muy crudo y es por eso que acontecimientos como el nacimiento de los animales, el canto de los pájaros o el alargamiento de las horas de luz eran dignos de celebrar.

Los celtas dedicaban este día a la Diosa Brighid, la diosa-madre, diosa de las artes y oficios, la magia y la medicina. Representa el potencial de todas las mujeres porque ella es la llama eterna que arde en el corazón y el corazón de cada mujer. El nombre de la diosa significa flecha ardiente , la cual tiene muchos atributos. Es la llama de la inspiración poética, de la curación y el fuego de la divina llama eterna. Brigit también es la Divinidad del parto y de la lactancia, de los hijos y la maternidad (como muestra su amor por su vástago Ruadán), y sus animales sagrados eran, entre otros, las vacas y las ovejas que tan buena leche daban a las comunidades celtas de aquella época. Los cisnes y las serpientes también tenían un vínculo con esta Divinidad .Es también la pastora que vela por su rebaño y preside la cuna del recién nacido. Las mujeres celtas colocaban la llamada cruz de Brighid en la cuna de sus hijos, invocando a la diosa para que les protegiese.
Según la tradición wiccana, Imbolc es la época en la que la Diosa se recupera después de haber dado a luz al dios sol en el solsticio de invierno . El Dios va conviertiénose en un joven fuerte y su poder va sintiéndose sobre la tierra . El sol que comenzó a despertar timidamente en yule, va tomando cada vez más fuerza, los días se alargan, las temperaturas son más suaves y flora y fauna vuelven a la vida tras el frío invierno.

Imbolc corresponde al despertar de la naturaleza, a la celebración de la luz y la fertilidad ( la Diosa madre vuelve a estar preparada para ser fecundada en Beltane ) . Es tiempo de plantar semillas en el vientre de la tierra, de cuidarlas y verlas crecer.


Podéis leer más sobre esta festividad en mi blog personal: Aprendiendo de Adrián y Gael 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...